jueves, diciembre 21, 2006

¡Es un niño!

De nuevo, queridos blogoleyentes, estoy aquí para anunciaros que mi pequeño violín ya tiene nombre. Se llama Jascha.
Os explico. Estuve buscando un nombre rumano sugerente, porque el violín está hecho en Rumanía, pero los violinistas famosos rumanos se llaman George o Petru o cosas por el estilo y no veía yo a mi violincín con cara de nada de eso. Así que seguí buscando y encontré a un violinista muy famoso en el siglo XX que se llamaba Jascha Heifetz. Este señor nació en Lituania cuando este país aún pertenecía a Rusia, y empezó a tocar el violín a los 3 añitos porque su padre le metió el gusanillo en el cuerpo. A la tierna edad de 6 años ya dio su primer concierto en público, tocando el concierto para violín de Mendelsson. A los 9 años se trasladó a San Petersburgo para estudiar en el Conservatorio Imperial y se convirtió en alumno del profesor Leopold Auer. A los 12 ya era un reconocido virtuoso del violín, dando muchos conciertos por toda Europa. En 1917, cuando estalló la revolución, se marchó a Estados Unidos y nunca regresó. Allí debutó en el Carnegie Hall el 27 de octubre de 1917. En 1925 consiguió la nacionalidad estadounidense y murió allí en diciembre de 1987.
Así que ya sabéis, nada de nombres mitológicos. Podría haberle llamado Fernando o Miguel, pero ya tengo esos nombres asignados a otros objetos domésticos.
¡Salud!

1 lindezas:

galabc dijo...

Yeahhh wapaaa! me gusta el nombre que has elegido para tu violín y bueno mas pq tiene historia claro, tuvo que ser un genio joder, a los 3 añitos aprender a tocar tela...
Yo tb le pongo nombres a todo jejeje, supongo que es costumbre de toda la vida no? :D

por cierto feliz año y to eso ;) muaksssssssssssssss

 

La memoria de las flores © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates